¿Cómo mejorar tu salud en la oficina?

Autor: MIDOCONLINE


Publicado: 2017-05-31

Lectura: 3 min

Tu salud en la oficina

El trabajo de oficina puede llegar a ser un problema de salud. Las prolongadas jornadas laborales y los altos niveles de exigencia te obligan a mantener hábitos que, a la larga, pueden causarte daños.

La buena noticia es que existen muchas formas de evitar que estas malas costumbres te afecten. Sólo debes implementar pequeñas acciones como estas:

Postura.

Si pasas muchas horas parado o sentado, sin duda terminaras por tener problemas de cuello, espalda, cintura, cadera o piernas. Mejorar esta situación requiere seguir estos sencillo consejos:

  • Usa las escalera, esto ayuda a la circulación en general y mejora tu ritmo cardiaco.
  • Para tu espalda, simplemente siéntate derecho apoyado en el respaldo de la silla y con los dos pies en el suelo.
  • Largas horas frente a la computadora tensan el cuello y cansan la vista. De tiempo en tiempo, haz ejercicios para el cuello y dejar descansar los ojos mirando hacia otro lado.
  • ¡Camina! Da una vuelta por la oficina, ve al baño más lejano o pasea aunque sea unos minutos en la calle. De ser posible, camina después de comer, te ayudará a tener una mejor digestión, además, evita la sensación de cansancio.
  • Estar parado o sentado por mucho tiempo agota el cuerpo. Cada dos horas puedes ir al baño y hacer breves ejercicios de estiramiento y respiración.
  • Muchas empresas realizan ejercicios en grupo como yoga o gimnasia laboral, en donde un profesional los orienta con ejercicios adecuados según el espacio de trabajo. Estas prácticas también fomentan el trabajo en equipo.

Alimentación.

  • El desayuno es un alimento importante pues te da la energía que necesitarás durante el día. ¡Nunca trabajes sin haber desayunado correctamente!
  • Toma agua. Que ningún trabajo, por concentrado que estés, te evite hidratar tu cuerpo. Puedes programar alarmas en tu celular para que cada dos horas te lo recuerde.
  • A media mañana y a media tarde es conveniente que comas alguna fruta que te dará energía, evita la comida chatarra.
  • Disfruta una buena taza de café. Sí, el exceso de cafeína es malo, pero una taza al día no sólo te anima, también ayuda combatir enfermedades como diabetes o el cáncer.

¡Estrés a todas horas? ¡Pónlo a raya!

  • Toma pequeños descansos para hacer respiración abdominal pausada. Esto ayudará a bajar tu ansiedad y nivel de estrés.
  • Si te es posible, toma una pequeña siesta. Está más que comprobado que eleva los niveles de productividad.
  • El estado de animo impacta tu cuerpo, sonríe lo más que puedes y trata de ver el lado amable de las situaciones, tu organismo lo agradecerá.

Si con estos ejercicios no son suficiente para recuperar la salud, nos dejes de visitar un especialista médico: para problemas de postura un ortopedista es la opción; si requieres ayuda con tus alimentos, un nutriólogo puede crear una dieta especial para ti y para vista cansada un oftalmólogo tendrá las recomendaciones adecuadas.

Consultar un especialista de la salud mental es ideal para casos de estrés o coaching, te impulsará a mantener la mente despejada y tus objetivos claros. Todos ellos te ayudarán a evitar los principales problemas de salud relacionados con el trabajo: estrés, desgaste físico y mental, pérdida de apetito y depresión.

Gracias a las nuevas videollamadas médicas, en donde une especialista te orienta en temas de salud en tiempo real, puedes contactarlos directamente desde la comodidad de tu oficia.

Tu salud es lo más importante, estés donde estés, recuerda mantenerte sano… para vivir feliz.