¿Cuáles son las causas del tránsito intestinal lento?

Autor: MIDOCONLINE


Publicado: 2017-07-30

Lectura: 2 min

El tráfico intestinal lento o estreñimiento puede presentarse por motivos muy variados.

Estrés y ansiedad:

Debido al ritmo de vida que llevamos, es muy probable que el estrés y la ansiedad, se presenten en nuestras vidas. Estos son 2 motivos que pueden afectar seriamente al adecuado tránsito intestinal.

Relájate, duerme tus horas y lleva un ritmo de vida más tranquilo.

Sedentarismo.

La falta de ejercicio también es un motivo importante del estreñimiento. Muchas veces, entre trabajo, uso de transporte, etc., puede dejarnos con muy poco tiempo para realizar ejercicio y la ausencia de una rutina de ejercicios pueden derivar en un pobre tráfico intestinal

Cambios repentinos en tu vida.

Los viajes, las mudanzas, el cambio de trabajo, de la dieta o, incluso, de nuestros horarios pueden derivar en un cuadro de congestión estomacal. En realidad, este aspecto no es más que un ejemplo muy específico de una causa de estrés aislado y ocasional que, por desgracia, puede implicar un breve periodo de estreñimiento. 

Mala alimentación:

Una dieta con abundante proteína animal, especialmente fuentes densas como la carne roja y consumir poca fibra, dificultará el tráfico intestinal. Evita las comidas procesadas ya que en la mayoría de las ocasiones tienen escaso aporte nutricional.

También, la falta de hidratación en nuestro cuerpo, puede afectar el tráfico intestinal, por lo que es recomendable ingerir líquidos suficientes en nuestro día.

Enfermedades.

Algunas de las enfermedades que pueden afectar el tránsito intestinal son, la inflamación de las paredes intestinales, el síndrome de intestino irritable, un tumor, hipotiroidismo y diabetes.

Por eso es muy importante acudir a nuestro médico para que pueda diagnosticarte correctamente y a tiempo.

Tratamiento:

Según la Clínica Mayo, los médicos pueden recomendar lo siguiente para aliviar problemas de estreñimiento.

·Aumenta el consumo de fibras. Agregar fibras a tu alimentación aumenta el peso de las heces y acelera el paso por los intestinos. Comienza de a poco a consumir más frutas y vegetales frescos todos los días. Elige panes y cereales integrales.

·Realiza ejercicios la mayoría de los días de la semana. La actividad física aumenta la actividad muscular de los intestinos. Trata de hacer ejercicios la mayoría de los días de la semana. Si aún no realizas ejercicios, consulta con tu médico para saber si estás lo suficientemente sano como para iniciar un programa de ejercicios

·No ignores la necesidad de evacuar los intestinos. Tómate tu tiempo en el baño para permitirte el tiempo suficiente a fin de evacuar los intestinos sin distracciones ni apuros.

Fuentes: Saludyamistad, Clínica Mayo.

MDO no brinda asesoramiento médico a través de redes sociales, proporciona información a los usuarios para que puedan entender mejor su estado de salud. MDO recomienda a los usuarios que consulten a un médico calificado si necesitan un diagnóstico