¿Intolerancia, alergia o intoxicación?

Autor: MIDOCONLINE


Publicado: 2017-06-04

Lectura: 2 min

Que esta temporada vacacional no te sorprenda, ponte atento y aprende a diferenciar estos problemas de salud.

Aunque la intolerancia, la alergia y la intoxicación son manifestaciones de diferentes problemas de salud, tienen varios síntomas parecidos: comezón, urticaria, dermatitis, calambres, vómito, diarrea, presión baja, picor nasal, estornudos, lagrimeo, dificultad respiratoria, malestar estomacal, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, erupciones eczema… por eso muchas veces es difícil distinguirlas.

A continuación te las explicamos en qué consiste cada una.

La intolerancia se refiere a una sensibilidad mayor ante un material o sustancia (por ejemplo, lácteos, lana o cosméticos) que provoca una reacción no deseada en el cuerpo, pero no pone en riesgo la salud. La única intolerancia que involucra al sistema inmune es la relacionada al gluten, la cual requiere diagnóstico y tratamiento especializado.

Las alergias se producen cuando el sistema inmune considera que una determinada sustancia o elemento es dañino para el cuerpo (alimentos, polvo, perfume, polen, pelo, medicamentos, etc.), por lo tanto reacciona de forma errónea para protegerse, ocasionando síntomas desde leves hasta graves.

La intoxicación se debe al contacto directo o indirecto con una sustancia nociva para el cuerpo. La gravedad depende, por lo general, del grado de toxicidad del producto y la dosis. Entre los tóxicos más comunes tenemos drogas, tabaco, insecticidas, pesticidas, alcohol, monóxido de carbono, productos industriales, alimentos en estado de descomposición y el consumo excesivo de un medicamento.

Durante el verano, tanto las alergias como las intolerancias e intoxicaciones se incrementan por los cambios de clima y la modificación en los hábitos (principalmente alimenticios).

Esta temporada de descanso disfruta de la vida, pero no te excedas con la comida y evita los alimentos que te caen pesado. Las intolerancias no son peligrosas, pero si muy incómodas.

Debido a las altas temperaturas los alimentos se descomponen más fácil, por esta razón se incrementan las enfermedades gastrointestinales y las intoxicaciones alimenticias. Asegúrate de comer alimentos frescos y limpios.

Si la primavera y el verano son las estaciones en donde las alergias se complican, a esto hay que sumar las “alergias típicas del verano”, provocadas por insectos, cremas solares, pasto, sol, frutas y cloro (agua de albercas). Procura proteger tu piel de estos agentes y utilizar productos adecuados a tus condiciones.

Ante cualquier síntoma o cambio en tu cuerpo, sobre todo si de piel se trata, procura detectar qué lo está ocasionando y busca el diagnóstico oportuno. Consulta a tu médico de confianza o realiza una videollamada a uno de los especialistas de MIDOCONLINE.

No dejes que nada te robe las vacaciones, ¡disfruta al máximo de tu vida cuidando tu salud!

MDO no brinda asesoramiento médico a través de redes sociales, proporciona información a los usuarios para que puedan entender mejor su estado de salud. MDO recomienda a los usuarios que consulten a un médico calificado si necesitan un diagnóstico.