La mente es igual a un paracaídas, solo funciona si se abre. Acércate a un psicólogo.

Autor: Psicóloga Rocio Rodríguez.


Publicado: 2017-05-24

Lectura: 3 min

¿Para qué sirve la psicoterapia?

Por: Psicóloga Rocio Rodríguez. (Disponible en MIDOCONLINE)

La psicoterapia es un método que ayuda a darse cuenta de la manera en que establecemos nuestras relaciones con nosotros mismos, con los demás y con la vida misma. Cuando no logramos enfrentar las situaciones o nos sentimos incapaces de resolver problemas, deberíamos preguntarnos: ¿sigue funcionando la manera en que me relaciono?

Si la respuesta es no, se requieren conocimientos y técnicas psicológicas para modificar estas formas de relación con el fin de mejorar la calidad de vida. Será necesario aprender a vivir con aquellas que no se pueden modificar y trabajar en las que sí es posible transformar para obtener resultados.

En este tipo de terapia la persona aumenta su capacidad de resolución de problemas, lo cual le permite satisfacer sus necesidades facilitando una buena relación consigo misma, con los demás y con el entorno.

Son muchos y variados los motivos que pueden llevar a solicitar una consulta de psicoterapia: depresión, estados de ansiedad, problemas de pareja o de relación con otros, baja autoestima, fobias, crisis vitales, pérdidas afectiva o procesos de cambio, por citar algunos. A veces, simplemente, sólo es la necesidad de expresarse en un medio seguro y, al mismo tiempo, ser escuchado de una manera aceptante, cálida y profesional.

Sin embargo, no es un requisito tener un problema para acudir a terapia, siempre es tiempo de crecer y actualizarte ante un entorno demandante obteniendo mayores recursos emocionales para enfrentarlo.

Ansiedad: el monstruo que se alimenta de adrenalina.

La ansiedad sirve para afrontar situaciones de peligro o riesgo, pero cuando es demasiado intensa se convierte en una fuente de sufrimiento ocasionando sudoración, dificultad para respirar, taquicardia, tensión muscular, temblor, nerviosismo, preocupación, irritación, angustia…

La ansiedad es un padecimiento que en la actualidad ataca a gran número de personas, impidiéndoles desarrollar su vida de forma normal ya que altera sus hábitos y comportamientos, repercutiendo en sus relaciones en general.

¿Qué estoy sintiendo?, ¿Qué hago con mi ansiedad?, ¿Tengo miedo a tener miedo?

A través de la terapia cognitiva, el paciente aprende a entender cómo sus pensamientos contribuyen a los síntomas o trastornos de ansiedad y cómo modificar estos patrones para reducir la probabilidad de ocurrencia y la intensidad de la reacción. La conciencia cognitiva aumentada del paciente se combina a menudo con técnicas conductuales para ayudarlo a enfrentar y aceptar, gradualmente, situaciones de temor en un entorno controlado y seguro.

Depresión: una visión triste del mundo y de mí mismo(a).

La tristeza es una emoción que tiene su origen en la pérdida de algo querido y cuya función es la de pedir ayuda. En casos extremos, su duración o intensidad se convierte en patología, ocasiona desequilibrio en los neurotransmisores y aparece la depresión, convirtiendo a quien la padece en un ser disfuncional, afectando su entorno social.

La depresión es un estado de tristeza o desesperanza que se extiende por un periodo de 2 semanas o más. Se desencadena por algún evento(s) o algún antecedente hereditario, presentando síntomas psicológicos o somáticos cómo: sentimiento de vulnerabilidad, inadecuación, incapacidad, culpa, sensación de vacío, desinterés, perdida de la capacidad del placer, irritabilidad, perdida o aumento del apetito /sueño, fatiga, indecisión, pensamientos de muerte…

Por medio de la psicoterapia y diferentes técnicas se pueden tratar dicho padecimiento, enseñando a quienes la padecen cómo evaluar las situaciones de forma realista, formar nuevas interacciones y trabajar el duelo, aumentando de esta forma la autoestima y la resolución de problemas para fortalecer las habilidades sociales y lograr la fortaleza personal.

No estás sólo, busca ayuda. ¡Sí te puedes sentir mejor!