¿Qué es y qué causa la parálisis cerebral?

Autor: MIDOCONLINE


Publicado: 2017-10-04

Lectura: 4 min

El primer miércoles del mes de octubre no es un día cualquiera, es un día en que se busca dar visibilidad a una discapacidad con la que millones de personas alrededor del mundo lidian día a día. Una discapacidad que, en esencia, aún es desconocida para muchas personas y que la mayoría de las veces viene acompañada de la idea de que la gente que la padece no puede realizar actividades normales como cualquier otra persona. Estamos hablando de la parálisis cerebral.

La parálisis cerebral es un grupo de trastornos que afectan la capacidad de una persona para controlar el movimiento, la postura y el equilibrio. Estos trastornos tienden a aparecer en los primeros años de vida, no se extienden con el tiempo y, con el tratamiento correspondiente, la mayoría de las personas que los padecen pueden mejorar significativamente sus capacidades. Sin embargo, la parálisis cerebral también puede traer consigo otras afecciones médicas como problemas de visión, audición y el habla, trastornos convulsivos o retraso mental.

No existe una causa única para la parálisis cerebral pero las causas más comunes son las prenatales, es decir, las que sucedieron antes del nacimiento. Durante el embarazo el cerebro se daña o no se desarrolla con normalidad, esto puede deberse a diversos factores como problemas de salud de la madre o algún trastorno genético. La segunda causa para el desarrollo de la parálisis cerebral son las lesiones que suceden durante el nacimiento, como bajos niveles de oxígeno durante el parto o por complicaciones relacionadas con la prematuridad. Por último, también está la “parálisis cerebral adquirida”, la cual se refiere a los casos en que ocurre daño cerebral durante el primer año de vida. Este daño puede ser causado por infecciones cerebrales; como la meningitis bacteriana, o lesiones en la cabeza; ya sean de un accidente vehicular, una caída o por el síndrome del bebé sacudido.

Existen tres tipos de parálisis cerebral:

1. Parálisis cerebral espástica: La forma más común de parálisis cerebral, presentada en el 70% de los casos. Esta clase de parálisis provoca que una persona no pueda relajar sus músculos, por los que estos se encuentran en un estado rígido y tienden a estirarse y debilitarse. A menudo son los músculos que sostienen los brazos, las piernas o la cabeza.

2. Parálisis cerebral atetoide: Este tipo de parálisis afecta la capacidad de una persona para controlar sus músculos, por lo que presentan movimientos involuntarios y descoordinados que dificultan la actividad voluntaria. Los brazos y piernas se mueven de manera descontrolada y puede resultar difícil entenderles debido a que tienen dificultad para controlar su lengua, su respiración y sus cuerdas vocales.

3. Parálisis cerebral atáxica: Las personas con este tipo de parálisis tienen dificultades para controlar el equilibrio debido a una lesión en el cerebelo. Dependiendo de la gravedad esta lesión, las personas pueden llegar a caminar, pero de manera inestable.

Como se dijo previamente, la parálisis cerebral no se extiende con el tiempo. Esto quiere decir que si la parálisis de una persona afecta sus piernas, en ningún momento se desarrollará en los brazos o presentará trastornos de lenguaje. El tratamiento de este trastorno es muy particular para cada caso, pero los expertos coinciden en que todas las personas con parálisis deben recibir fisioterapia y terapia ocupacional que les permita desarrollar al máximo sus habilidades. También, cuando el caso lo amerita, se pueden recetar medicamentos que sirven para relajar los músculos o someterse a cirugías especiales para enderezar los brazos y/o las piernas y hacerlos más flexibles.

Generalmente, la parálisis cerebral no impide que las personas realicen sus actividades cotidianas, como ir al trabajo, ejercitarse, tener amigos y disfrutar de sus pasatiempos, aunque es posible que las realicen de modo diferente o que necesiten de la ayuda de otra persona para realizarlas. Si conoces a alguna persona con parálisis cerebral y no comprendes lo que está diciendo o se demora un poco más en realizar una tarea, solo dale más tiempo para que hable o se mueva. La comprensión es una parte muy importante en la inclusión de las personas con parálisis a la sociedad y ellas lo apreciarán enormemente.

No olvides que con MIDOCONLINE puedes consultar a pediatras y neurólogos por videollamada en el momento en que más lo necesites.

Fuentes: Medline Plus, My Child Without Limits, KidsHealth.

MDO no brinda asesoramiento médico a través de redes sociales, proporciona información a los usuarios para que puedan entender mejor su estado de salud. MDO recomienda a los usuarios que consulten a un médico calificado si necesitan un diagnóstico.