Que nada te detenga: jubilación y salud al día.

Autor: MIDOCONLINE


Publicado: 2017-06-02

Lectura: 3 min

En la actualidad, la esperanza de vida rebasa los 80 años de edad, y cuando decimos “esperanza”, nos referimos a todos los aspectos del ser. Si ya tienes más de 60 años, seas jubilado o no, sabes el reto que representa mantener tu salud.

A partir de esta edad es adecuado llevar un estilo de vida que te mantenga activo e independiente. Sin importar tu entorno, debes desarrollar la capacidad de adaptarte a las nuevas condiciones que se te irán presentando a partir de este momento.

En esta etapa ya sabes la importancia de cuidarte a ti mismo: suma a tu experiencia y conocimiento del mundo hábitos integrales que te harán vivir mejor y más tranquilo. Disminuir riesgos te hará más sencillo el camino.

Después de los 60 años se van acortando las horas de sueño, muchas personas creen que están “perdiendo el sueño”, pero no es así, es un proceso natural. Por eso necesitarás dormir más veces al día, la siesta es la clave que le permitirá a tu cuerpo descansar y recuperarse.

El control médico ahora es básico, debes dar seguimiento tanto a tus enfermedades antiguas y nuevas. Sin embargo, pocas personas entienden la importancia del médico como aliado en la prevención: estar al tanto de tu condición física y conocer formas efectivas que eviten o retarden daños, es vital. Mantén el control de tus medicamentos al día, involúcrate en tu salud: pregunta todas tus dudas y busca opciones.

Por supuesto, la jubilación es un cambio radical de actividades, pero eso no significa dejar de hacer cosas. Es importante seguir realizando labores de diversos tipos. Se pueden iniciar clases sobre nuevos temas, asistir a cursos, aprender manualidades o participar en algún voluntariado, lo importante es “usar el cerebro”.

Para ti, a partir de ahora, hacer deporte no es una opción, es una necesidad. Simplemente, caminar 30 minutos al día puede establecer la diferencia entre la salud o la enfermedad. Puedes nadar, hacer ejercicios de estiramiento, andar en bici, usar aparatos estáticos… inclusive puedes hacer yoga y otros deportes en grupos para tu edad.

El estado mental a partir de esta edad es algo que te debes tomar muy en serio. Busca una actividad que te permita enseñar lo que sabes, lee, mantente curioso, busca, aprende. No importa si empiezas a volverte más lento o frágil, no luches con esta situación, simplemente, acéptalo, date tu tiempo y cuídate. Ante cualquier síntoma de tristeza, melancolía o depresión ¡busca ayuda profesional!

No pierdas el contacto con tu familia y amigos, ¡por el contrario! Estrecha lazos, olvida problemas pasados y rodéate de cariño, el afecto es la mejor medicina.

Por todo lo anterior, busca médicos adecuados a tu circunstancia y edad: geriatras, nutriólogos, cardiólogos… conviértelos en tus aliados de salud. Vivir bien es una elección, no tienes pretextos, actualmente puedes conectar con los mejores especialistas de forma inmediata.

MDO no brinda asesoramiento médico a través de redes sociales, proporciona información a los usuarios para que puedan entender mejor su estado de salud. MDO recomienda a los usuarios que consulten a un médico calificado si necesitan un diagnóstico.