Todo lo que tienes que saber sobre la donación de órganos.

Autor: MIDOCONLINE


Publicado: 2017-10-08

Lectura: 5 min

Las enfermedades más comunes en nuestro país son las crónico-degenerativas, aquellas que duran toda la vida y cuya progresión, a pesar de ser lenta, conduce al deterioro de la salud de nuestro organismo. Por esto, no es raro que en México existan aproximadamente más de 20 mil personas que presentan insuficiencia en algún órgano y que se encuentran en espera de la donación de uno. Cualquier persona, sin importar su condición socioeconómica, puede encontrarse en una situación en la que la donación de órganos sea necesaria para salvar su vida. Sin embargo, para los mexicanos este tema sigue siendo algo nuevo y que aún necesita terminar su proceso de aceptación cultural.

Primero que nada, ¿qué es la donación de órganos? La donación es el acto de dar un tejido, órgano o células de una persona a otra que lo necesita para mejorar su salud. Al momento de tratar la donación de órganos no solo se encuentra el aspecto médico, también existen aspectos sociales, psicológicos, éticos y legales. La coordinación de esto se lleva a cabo por doctores, enfermeras, paramédicos y trabajadores sociales con la capacitación necesaria para fomentar la donación y que haya un incremento de ellas en nuestro país.

El primer paso en cualquier donación es la realización de una evaluación médica del posible donador. A este conjunto de pruebas se les conoce como “protocolo de evaluación” y su principal objetivo es el de descartar cualquier posible riesgo sanitario, tanto para quién dona el órgano como para quien lo recibe. Existen tres formas en que alguien puede donar y, dependiendo de ella podemos definir qué órganos son los que se pueden considerar para un receptor.

Hay dos tipos de donadores, donadores después de la vida y en vida. Se consideran como donadores después de la vida a todas aquellas personas entre 2 meses y 90 años de edad y que, después de las valoraciones pertinentes, se haya corroborado la existencia de tejidos u órganos sanos. En el caso de los menores de edad, podrán realizar donaciones mientras exista una autorización por parte de los padres. Los donadores en vida son aquellas personas entre los 18 y 60 años de edad que se encuentran en buen estado de salud y tengan algún parentesco por consanguinidad, afinidad o civil con el receptor.  

Si el donante falleció por paro cardíaco se pueden donar tejidos como: córneas, huesos, tendones, vasos sanguíneos, piel, ligamentos y válvulas cardíacas.

Si el donante sufrió de una muerte cerebral se pueden donar: riñones, hígados, piel, ligamentos, intestino, córneas, vasos sanguíneos, páncreas, tendones, corazón, pulmones y huesos.

Si el donante decide hacerlo en vida puede donar: sangre, hueso, placenta, médula ósea, células madre, riñón, lóbulo pulmonar y segmento hepático.

A pesar de que se puede donar en vida, la ley establece que “la obtención de órganos y tejidos para trasplantes se hará preferentemente de sujetos en los que se haya comprobado la pérdida de la vida”. (Art. 331 L.G.S)

Como se hizo la observación al principio de este artículo, en México la donación de órganos sigue en un proceso de aceptación por la sociedad, pero, a pesar de esto, ha habido logros. Del 2008 al 2015 hubo un aumento del 133% en donaciones orgánicas y de tejidos, los cuales han permitido que se salven las vidas de aproximadamente 2700 personas cada año. Un dato interesante es que México sigue una regla de 80/20, esto quiere decir que el 80% de sus donaciones son hechas en vida, mientras que el 20% restante son donaciones cadavéricas, en contraste con países que presentan una cultura sobre la donación más desarrollada como Estados Unidos y España, donde la mayoría se realizan después de que el donante ha fallecido. A pesar de que solo exista una tasa de mortalidad del .03% en donantes vivos, el IMSS y el CENATRA están aplicando iniciativas para fomentar la cultura de la donación y que la regla se convierta a una de 50/50 para el año 2018.

Ahora, ¿cómo funciona la asignación de órganos? Al momento en que un hospital se percata que uno de sus pacientes necesita un trasplante, deben de agregar su nombre en el Registro Nacional de Trasplantes. Este registro no funciona, tal cual, como una lista de espera. Existen situaciones en que un paciente que lleva más tiempo que otro no tiene la correcta compatibilidad sanguínea con el órgano en cuestión, por lo que es saltado y así sucesivamente hasta encontrar a alguien compatible.

En caso de que tengas interés en registrarte como un donador y recibir tu tarjeta o el distintivo en tu licencia de conducir, puedes adquirirla en el IMSS o en el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA). Se recomienda fuertemente que si alguien está interesado en registrarse como un donante se consulte el tema con sus familiares, ya que, incluso si una persona cuenta con su tarjeta de donador o el distintivo en su licencia de conducir, es NECESARIO que un familiar autorice la donación de sus órganos.

Fuentes: CENATRA, Asociación Ale, Fundación Carlos Slim.

MDO no brinda asesoramiento médico a través de redes sociales, proporciona información a los usuarios para que puedan entender mejor su estado de salud. MDO recomienda a los usuarios que consulten a un médico calificado si necesitan un diagnóstico.